¡A cuidarse toca!

¡Hola hola!

Hoy vengo a ponerme un poquito seria, y es que sé que, como yo, much@s no cuidáis vuestra postura a la hora de coser, y luego andamos quejándonos de todos los dolores que tenemos.

Así que vamos a intentar ponerle solución y os voy a contar qué podemos hacer.

Lo primero que os quiero mostrar es todo el daño que podemos hacerle a nuestro cuerpo sin apenas ser conscientes. Las dolencias no se limitan a cuello y espalda, sino que también estamos perjudicando nuestra vista, nuestras muñecas, cadera y colateralmente a nuestro descanso. Y si ya perjudicamos al descanso, estamos hablando de palabras mayores…dolores.jpg

El descanso es de las cosas más importantes que hay que cuidar. Dormir bien, descansar, hace que el cuerpo cargue baterías y que al día siguiente estemos a tope. Así que si eso falla… todo va para abajo. No rindes, estás estresado, irritado, desconcentrado, tenso… Y entras en un ciclo malísimo del que cuesta salir.

Os voy a ir dando algunos consejos para que pongamos en práctica y así evitar pasar malos ratos. Vamos por partes.

Lo primero, es mantener una buena postura para coser. Aquí intervienen varios elementos:

sewingstation.jpg

  • LA SILLA

A menudo adoptamos posturas incómodas del hombro, el codo y la muñeca mientras cosemos debido a la altura o la posición de la silla.

Pasamos en la misma posición largos periodos de tiempo, dando lugar al dolor de espalda, cuello y caderas, y se reduce la circulación de las piernas.

Las sillas deben tener:

  1. Ajustes fáciles de altura, inclinación del asiento, y posición del respaldo.
  2. Respaldo acolchado con los bordes redondeados que sujeten bien las lumbares.
  3. Sin ruedas, o ruedas que se bloquean.
  4. Un asiento acolchado, que distribuye el peso. Así ninguna parte del cuerpo soporta toda la tensión.
  • LA MESA

Al igual que con la silla, con la mesa sucede lo mismo: Mantenemos posturas incómodas porque la altura de la mesa no es la adecuada. Si reposamos los antebrazos o las muñecas sobre los bordes, pueden cortar la circulación de la sangre, pellizcar los nervios y causar lesión a los brazos o a las manos.

Para poner fin a esto, debemos elegir bien la mesa:

  • La mesa debe estar a la altura del codo y las muñecas, así se mantienen rectas.

Si la mesa está demasiado baja, tendremos que inclinarnos hacia delante, poniendo la tensión en la espalda, el cuello y los hombros. Si una mesa está demasiada alta, tendremos que levantar los hombros para tener los brazos lo bastante altos para trabajar. Esta postura cansa el cuello, los hombros y los músculos superiores de la espalda, lo que da lugar a dolores musculares, contracturas y todos esos problemas tan molestos.

  • EL PEDAL

Sí, habéis leído bien: El pedal. Él también influye en esas molestias que notamos, y es que también tiene que estar bien situado. Si lo ponemos demasiado lejos, estaremos manteniendo una postura corporal tensa, con todo lo que ello conlleva. Si lo tenemos demasiado cerca, estaremos dificultando la circulación de las piernas, y eso también tiene consecuencias. En este caso, viene bien tener un freno de pedal o ponerle antideslizante debajo para que no se nos mueva.

Una vez que hemos cuidado todos estos aspectos, vamos a seguir cuidándonos de otra manera. Vamos con estos consejos:

  • Hacer descansos breves y frecuentes para estirar y/o para cambiar la posición. Esto ayudará a relajar los músculos y prevenir contracturas. También nos sirve para descansar la vista, que de tanto tiempo mirando hilos y agujas, forzamos y nos quedamos cegatas XD
  • Si es posible, deberíamos ir a un fisioterapeuta de vez en cuando para que nos ponga las cosas en su sitio (el mío decía que si dormía descoyuntada o qué XD ).
  • Aunque dé pereza, estaría bien ir a Pilates o a Yoga, para mantener fuerte la musculatura y reducir lesiones.
  • Hacer estos ejercicios:

ESPALDA: 3 repeticiones
Estirar la espalda

Coloca la espalda bien pegada al respaldo de tu asiento y comienza a estirar los brazos hacia arriba y hacia atrás. Aguanta la tensión durante diez segundos y recupera la posición inicial.

 

COLUMNA: 2 series de 10 repeticiones
Estirar la espalda

Coloca tus manos a los lados de tu cadera y comienza a bascular la parte superior de tu pelvis hacia adelante y hacia atrás. Poco a poco ralentiza la respiración.

 

CUELLO:  2 series de 15 repeticiones

Estirar espaldaPosición relajada, acerca lentamente la barbilla al pecho y, sin realizar ningún movimiento, brusco vuelve a la posición inicial. También puedes hacerlo sentad@ en una silla y enlazando tus manos por detrás de la cabeza.

 

CUELLO: 2 repeticiones
Estirar la espalda

Tira de tu cabeza ligeramente hacia uno de los lados, mantén la posición de tensión durante 10” y recupera la posición inicial con mucho cuidado. Después el otro lado.

 

PECTORAL Y HOMBROS:  2 repeticiones

Estirar la espalda

Agarra los brazos por detrás de la espalda y ve subiendo las manos poco a poco hasta que notes la tensión en la parte anterior de tu pecho. Aguanta 15 segundos y repite otra vez.

 

Y como yo, algun@s diréis… “¿Ejercicio? ¿Y eso qué es?” o… “Sí hombre, ¡lo que me faltaba!”. Tranquilidad, es muy light y muy facilito, los podéis hacer en vuestro salón o rincón de costura, y así cuidamos nuestros cuerpos serranos 😉

Espero que no os enfadéis conmigo por ponerme tan seria, pero seguro que entendéis que la razón es de peso y que lo que quiero es cuidaros porque os quiero mucho ❤

No obstante, os prometo que en el próximo post sólo voy a hablar de costura, proyectos, hilos, agujas, eventos… En fin, todo eso que tanta vida nos da 😉

Además, pronto voy a asistir a otro mercado de diseño y voy a compartirlo todo todito todo con vosotr@s, que creo que os gustó bastante el anterior 🙂

Espero que hayáis disfrutado de la Semana Santa y que vengáis con las pilas cargaditas. ¡Nos leemos pronto!

Besitos ❤

Anuncios

2 comentarios en “¡A cuidarse toca!

  1. A mi si me a gustado mucho esta entrada, a mi me pasa que tengo de estas máquinas que puedes llevar o mudar a cualquier mesa, entonces los brazos me quedan bien sobre la mesa pero no sobre la maquina, ya que la maquina no se incrusta a la mesa… ay no se si me expliqué o me enredé, lo cierto es que no tengo la mesa donde debería colocarse la maquina, de esas que tienen un agujero 😦

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Mi Maleta Lila! No te preocupes, entendí lo que querías decir. Es una faena, no sé cómo se podría arreglar. Mientras tanto, sigue los consejitos de las pausas y ejercicios para no perjudicar tu cuerpo. Muchas gracias por pasarte por mi blog. Besitos! 😘

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s